Champú Sólido Natural: sin químicos, sin sulfatos, sin residuos.

Nuestro champú solido coloca toda la confianza en el poder de las plantas. Creemos que cuanto más naturales sean los ingredientes que utilizamos mayor será su efectividad

Nuestro champú solido coloca toda la confianza en el poder de las plantas. Creemos que cuanto más naturales sean los ingredientes que utilizamos mayor será su efectividad


Nuestra fórmula: naturalmente sólida

¿Por qué el champú sólido se presenta como una alternativa natural? La respuesta es simple: logra una limpieza natural renunciando completamente al uso de químicos. Sin ser conscientes de ello durante mucho tiempo hemos castigado a nuestro pelo con tratamientos químicos sin conocer a ciencia cierta sus efectos a largo plazo, en particular en los últimos años hemos oído como ingredientes como los sulfatos, siliconas, alcoholes, parabenos y microplásticos perjudican el crecimiento sano y fuerte que de forma natural debería tener nuestro cabello. Bajo esta premisa hemos realizado nuestra línea de champú sólido asegurando la limpieza profunda y el crecimiento sano del cabello utilizando únicamente aceites vegetales en su formulación.

Después de estudiar detenidamente las propiedades de los distintos aceites vegetales nos dimos cuenta de que basándonos únicamente en una composición de aceites podíamos obtener un cuidado natural, fuerte y sano para nuestro cabello como originalmente se creó: en fórmula sólida, rechazando cualquier ingrediente artificial que pueda dañar nuestra salud, nuestro planeta, o cualquiera de los animales que habitamos en el.

champu Golconda Formula Original

Cómo lavar tu cabello de forma cómoda y eficaz.

Otra de sus ventajas es que descubrirás que usar champú solido es incluso más fácil y cómodo que aplicar el champú líquido tradicional. Lo único que tienes que hacer es mojarte el pelo y frotarte el cuero cabelludo directamente con la pastilla. Notarás como casi instantáneamente se habrá formado una espuma densa con la que podrás realizar el lavado como siempre. Podrás repetirlo tantas veces como prefieras, pero con un solo lavado ya sería suficiente para una limpieza profunda.

Pero, ¿cuáles son los beneficios de usar un champú sólido natural frente al líquido?


Cero químicos: Completamente libre de tóxicos. Sin siliconas, sulfatos, sal ni parabenos. Nuestros champús sólidos son producidos mediante un proceso de saponificación en frío a partir de una mezcla de aceites vegetales cuidadosamente estudiada para la limpieza del cabello. A diferencia de la mayoría de los productos comerciales de origen industrial, nuestro champú no contiene ninguna sustancia química ni tensoactiva potencialmente dañosa o que produzca irritabilidad en el cuero cabelludo.

Alta durabilidad: Además, gracias a su fórmula de pH básico y su forma sólida, no necesita ningún conservante sintético y puede ser utilizado hasta dos años después de su fabricación sin mermar su efectividad. Lo único que tenemos que hacer es depositarlo en un recipiente adecuado al terminar el lavado y estará perfecto para el próximo uso.
Una única pastilla de champú sólido = 3 botellas de champú líquido.

Estimula un crecimiento sano y fuerte del cabello: Debido a las propiedades de los ácidos grasos y el alto contenido de glicerina vegetal, el champú sólido está capacitado para eliminar residuos tóxicos del cabello sin dañar el cuero cabelludo. El champú natural además juega un papel protector contra al caída del cabello debilitado por el uso continuado de ingredientes nocivos para nuestra salud, pues su utilización cotidiana elimina cualquier resto químico que pudiese quedarnos en el cabello y nutre su crecimiento desde la raíz.

Regula el nivel de sebo: En nuestro organismo existen distintos mecanismos de defensa para mantener el pelo sano y brillante que previenen los problemas del cuero cabelludo. La primera de estas acciones protectoras contra los agentes externos es ejercida por nuestras glándulas que crean una película lipídica natural alrededor de los folículos pilosos. Esta capa protectora impide la acción negativa de agentes externos como el polvo y las bacterias, hidratando además el cabello en la fase de crecimiento.

Respetuoso con el planeta: Todos nuestros productos veganos, no testados en animales y sin aceite de palma. Libre de plásticos, tanto su composición como su packaging son totalmente biodegradables y compostables

No debemos olvidar que, al fin y al cabo, es nuestra salud la que está expuesta constantemente a agentes externos y está en nuestra mano protegerla. Aunque examinemos las marcas más caras o famosas del mercado, nos sorprendería ver como la mayoría sigue utilizando productos nocivos por el simple hecho de que son baratos (Sodium laureth sulfate - SLES - Sodium Lauryl Sulfate - SLS - Petrolatum - Paraffin - Parabénos...).

Por desgracia, la ambición por reducir costes y la producción a gran escala de los productos cosméticos han hecho que cada vez veamos con más frecuencia a diferentes organizaciones de la salud anunciando ingredientes nocivos para nuestro organismo que se encuentran presentes en multitud de productos. Los geles de baño, cremas hidratantes, champús líquidos o pastas de dientes han sido solo unos pocos de esta larga lista, prácticamente imposibles de encontrar sin sulfatos.Son ya muchos estudios los que determinan la alerta ante estos ingredientes por su posible efecto dañino para nuestro cuerpo.

Pero entonces, ¿por qué se siguen utilizando? Lo que a menudo sucede es que estos ingredientes a los que estamos habituados causan visualmente un “buen efecto” en nuestro cuerpo o nuestro cabello, pero a su vez, la utilización continuada de un producto a base de componentes químicos debilita las defensas que de forma natural nos proporciona nuestro cuerpo, de forma que creemos que necesitamos estos productos para vernos bien puesto que nuestro sistema ha dejado de reaccionar como debería.

Un ejemplo claro son las siliconas, el champú líquido convencional trata de resolver el problema de carencia de brillo natural del cabello mediante la adición de siliconas que crean una película protectora sintética alrededor del pelo que le proporciona brillo y aparente vitalidad. Esta película artificial obstruye el folículo piloso debilitando el pelo desde la raíz e imposibilitando su recuperación natural.

Para acabar con esto hemos hemos querido crear un producto sano, honesto y respetuoso que limpie en profundidad y proteja el cuero cabelludo de forma natural. Destruir esa barrera artificial creada por los productos sintéticos y devolverle al cabello su aspecto natural no es sencillo puesto que requiere un de proceso de desintoxicación, que en función de cada persona puede variar entre dos y cuatro semanas, hasta eliminar todos los residuos anteriores y acostumbrar a nuestro cabello a volver a su estado natural.

Una vez hayamos conseguido eliminar todos los restos de productos químicos que con el tiempo ha sufrido nuestro cuerpo y cabello empezaremos a apreciar los efectos naturales de una piel y una melena sana y con vida.

¿Te animas a probar?